"Mi gata anhelada"

RSS Feed


Mi gata hoy ya no está presente,
pero de tanto que la pienso en mi mente
la extraño eternamente.

Ella me amaba y cuidaba
y el día que se fue, me
sentí desamparada.

Era mi vida,
era mi ser,
y le encantaba el turrón;
aún así, la llevo en el corazón.