Poemas tristes

RSS Feed


Bienvenido a la página de los poemas tristes. Si tienes alma de poeta, te encanta escribir y estás inspirado, no lo dudes este es tu sitio. Comparte tus escritos, vota por las poesias que más te gusten y dejanos tu comentario.

"Te extraño" por Marcelo D. Ferrer

Tu hueco vacío de almohada
Me apena.
Murmuran noctámbulas las madreselvas
Tu ausencia.
Las noches han perdido
Su aroma a estrellas.
Deambula mi alma
Por donde quedó tu tibieza.

Me duermo.

Sueño desde que sueño
Mis sueños de soñarte bella.
Siento que te siento
En mis sueños
Al sentirte buena.

En noches gélidas como esas,
Imploro al supremo
Para que vuelvas.

 

"Desgarro profundo del alma"

Mis ojos hinchados,
llorosos de rabia,
ese desgarro profundo
del alma,
cuando ves que lo bueno
se acaba...

Mi corazón está roto,
mi alma se apaga;
mi vida pasa y
no logro comprender
qué hecho mal.

Me siento humillada,
dolida, perdida,
no encuentro salida
ni quiero vivir.

Ya nada importa,
ya nada vale,
todo está oscuro,
todo está gris.

Y el sentirte ya tan lejos
cuando tú estás tan cerca;
se me desgarra el alma, más si cabe,
no me entra en la cabeza.

Si te pierdo y tú te ausentas
mi vida no será más mía,
pues mi alma no concibe

 

"Adiós" por Manuel María Flores

Adiós para siempre, mitad de mi vida,
Un alma tan sólo teníamos los dos;
Mas hoy es preciso que esta alma divida
La amarga palabra del último adiós.

¿Por qué nos separan? ¿No saben acaso
Que pasa la vida cual pasa la flor?
Cruzamos el mundo como aves de paso...
Mañana la tumba, ¿por qué hoy el dolor?

¿La dicha secreta de dos que se adoran
Enoja a los cielos, y es fuerza sufrir?
¿Tan sólo son gratas las almas que lloran
Al torvo destino?... ¿La ley es morir?...

¿Quién es el destino?... Te arroja a mis brazos,
En mi alma te imprime, te infunde en mi ser,

 

"Hora que fue, feliz y aún incompleta" por Jorge Cuesta

Hora que fue, feliz y aún incompleta,
Nada tiene de mí más todavía,
Sino los ojos que la ven vacía,
Despojada de mí, de ella sujeta.

La vida no se ve ni se interpreta;
Ciega asiste a tener lo que veía.
No es, ya pasada, suyo lo que cría
Y ya no goza más lo que sujeta.

Es el eterno gozo quien apura
El ocio vivo y la pasión futura.
Sobreviviendo a su interior abismo,

El amor se obscurece y se suprime,
Y mira que la muerte se aproxime
A la vana insistencia de mí mismo.

 

"El reclamo del colibrí" por Alberto Ruy Sánchez

Dejaste que el sueño te invadiera
Como un río metiéndose en tus venas.
El sueño del silencio, el de la noche larga.
Y al despertar te fuiste con el sueño.

Vamos a enterrar lo que olvidaste:
Tu rostro sin llanto ni sonrisas,
Tus manos sin fuerza ni ternura,
Tus pies sin pasos,
Tus ojos hacia adentro,
Tu boca sin hambre,
El frío que te cubre como un velo invisible,
El dolor que ya no sientes y nos dejas.

Pasaremos por aquí sin verte.
Nos sentaremos en tu silla.
Dormiremos en tu cama.
Ven por las noches a conversar en sueños
Para hacernos sentir que no te has ido.

 

"Los delfines" por José María Eguren

Es la noche de la triste remembranza;
En amplio salón cuadrado,
De amarillo iluminado,
A la hora de maitines
Principia la angustiosa contradanza
De los difuntos delfines.
Tienen ricos medallones
Terciopelos y listones;
Por nobleza, por tersura
Son cual de Van Dyck pintura;
Mas, conservan un esbozo,
Una llama de tristura
Como el primo, como el último sollozo.
Es profunda la agonía
De su eterna simetría;
Ora avanzan en las fugas y compases
Como péndulos tenaces
De la última alegría.
Un saber innominado,
Abatidor de la infancia,
Sufrir los hace, sufrir por el pecado

 

"El último baile" por Percy Bysshe Shelley

Soy residuo de hábitos prohibidos,
Del rito cruel, del horizonte escaso,
De las viejas costumbres, del ocaso,
De cultos hostigados y vencidos.
Memoria soy de todos los olvidos,
Aborto de la noche y del fracaso,
Camino que se pierde a cada paso,
Refugio de los ídolos caídos.

Soy ráfaga, perpetuo movimiento,
Rescate de tu cuerpo a la deriva,
Exilio de tu sangre y de tu aliento.

Soy sombra que te aguarda fiel, lasciva,
Serena en la quietud de tu aposento,
Soy tu amante celosa y posesiva.

Me llamas a tu lado, compañera,
Y bordas en la noche mi fracaso

 

"Abuelo"

Abuelo, es pensar en tí
y se avivan los recuerdos de mi infancia;
Abuelo, es pensar en tí
y mis lágrimas brotan de mis ojos llorosos
fijados en la distancia

No puedo olvidarte,
Ni jamás podré;
desear yo quisiera
el poderte volver a ver!

Abuelo ¿por qué me faltas?
¿por qué te fuiste?,
no hay razón para cosa tan triste

No sabes cuánto te echamos de menos,
tu ausencia es mi vacío;
pero es tu recuerdo el que siempre
se mantendrá vivo
en este nuestro corazón herido

 

"Amor Prohibido"

Pienso tanto en tí, y
ya te has ido...
poco tiempo a pasado,
pero no te olvido

Mañana será para tí
un día muy especial Andy
pero, no menos será,
si volvemos a
encontrarnos

Deseo y desearé que,
nuestros destinos
vuelvan a cruzarse;

Espero y esperaré
ese momento,
aún tan distante

Por que te quiero como
nunca yo he querido,
y te siento a mi lado,
aunque tú ya te hayas ido

Y sigo pensando en tí,
más que en lo que el futuro
pueda ahora depararme...

Sintiendo que te he perdido,
sabiendo que nunca tú me
defraudaste

Sé que seguiremos, cada uno,

 

"Si yo pudiera..."

Si pudiera decirtelo,
tal vez, me sentiría mejor.
Dejaría esta pena que,
instalada está en mi corazón

La incertidumbre del silencio,
que se apodera constantemente
de mí ...

Llevando ya cuatro meses,
apenas, sin saber de tí!!

Estando tú tan lejos,
me refugio en los recuerdos

El no poder escuchar tu voz,
eso, es un infierno

Cual pesadilla que al acecho está,
huir yo no consigo...

Sé que si pudiera verte,
al fin, cambiaría mi sino

No dejo de repetirme si
decirtelo yo pudiera ...

Esperando el momento oportuno,
para saber decírtelo de la mejor