Poemas graciosos

RSS Feed


Bienvenido a la página de los poemas graciosos. Si tienes alma de poeta, te encanta escribir y estás inspirado, no lo dudes este es tu sitio. Comparte tus escritos, vota por las poesias que más te gusten y dejanos tu comentario.

"Si fuera astronauta"

Si fuera astronauta
te llevaría a la luna
pero, como soy carretillero
te llevo a la 31.

 

"¿Dónde?" por Oliverio Girondo

¿Me extravié en la fiebre?
¿Detrás de las sonrisas?
¿Entre los alfileres?
¿En la duda?
¿En el rezo?
¿En medio de la herrumbre?
¿Asomado a la angustia,
Al engaño,
A lo verde?
No estaba junto al llanto,
Junto a lo despiadado,
Por encima del asco,
Adherido a la ausencia,
Mezclado a la ceniza,
Al horror,
Al delirio.

No estaba con mi sombra,
No estaba con mis gestos,
Más allá de las normas,
Más allá del misterio,
En el fondo del sueño,
Del eco,
Del olvido.

No estaba.
¡Estoy seguro!
No estaba.
Me he perdido.

 

"Adiós" por Gabriela Mistral

En costa lejana
Y en mar de pasión,
Dijimos adioses
Sin decir adiós.
Y no fue verdad
La alucinación.
Ni tú la creíste
Ni la creo yo,
"Y es cierto y no es cierto"
Como en la canción.
Que yendo hacia el sur
Diciendo iba yo:
"Vamos hacia el mar
Que devora al sol".
Y yendo hacia el norte
Decía tu voz:
"Vamos a ver juntos
Dónde se hace el sol".
Ni por juego digas
O exageración
Que nos separaron
Tierra y mar, que son
Ella sueño y él
Alucinación.
No te digas solo
Ni pida tu voz
Albergue para uno
Al albergador.
Echarás la sombra
Que siempre se echó,
Morderás la duna

 

"Cuando tengas ganas de morirte" por Jaime Sabines

Cuando tengas ganas de morirte
Esconde la cabeza bajo la almohada
Y cuenta cuatro mil borregos.
Quédate dos días sin comer
Y veras qué hermosa es la vida:
Carne, frijoles, pan.
Quédate sin mujer: verás.
Cuando tengas ganas de morirte
No alborotes tanto: muérete
Y ya.

 

"1 ladrillo"

Ayer pasé por tu casa
y me tiraste 1 ladrillo;
pasaré mañana
para hacerte 1 castillo,
aunque me tires 1 ladrillo.

 

"Historias... historias" por Marilina Rébora

"En tiempos de las hadas y de la hechicería...
Cuando la reina cruel consultaba su espejo...
El duende Trasgolisto su sábana extendía
Y los siete enanitos pasaban en cortejo...

"Cuando la Cenicienta perdía su zapato...
Cuando Caperucita visitaba a la abuela...
Cuando las botas mágicas calzábase el Gato...
Y, al par que Jack trepaba, crecía la habichuela..."

La niña, ya impaciente, con la historia termina,
Colgándose amorosa del cuello de la madre:
"Pero, Caperucita, ¿no tuvo padre?
¿Por qué la Cenicienta se queda en la cocina?
¿Y cómo a vivir sola no se va Blancanieves?

 

"A cocachos aprendí"

LA ESCUELITA

A cocachos aprendí
mi labor de colegial
en el Colegio Fiscal
del barrio donde nací.

Tener primaria completa
era raro en mi niñez
(nos sentábamos de a tres
en una sola carpeta).

Yo creo que la palmeta
la inventaron para mí,
de la vez que una rompí
me apodaron “mano 'e fierro”,
y por ser tan mataperro
a cocachos aprendí.

 

"Me gusta ..."

Me gusta la pepsi,
me gusta el helado,
pero lo que más me gusta
es estar a tu lado.

 

"Tostada"

Mamá querida,
Mamá adorada,
dame dinero
para comprar
una tostada!

 

"vamos al cine"

Mamita querida,
mamita adorada,
vamos al cine y tú
pagas la entrada!