Poemas de reflexión

RSS Feed


Bienvenido a la página de los poemas de reflexión. Si tienes alma de poeta, te encanta escribir y estás inspirado, no lo dudes este es tu sitio. Comparte tus escritos, vota por las poesias que más te gusten y dejanos tu comentario.

"Morir es renacer..."

Desde nuestro nacimiento
empezamos a morir;
nuestra vida en un momento
comenzamos a escribir...

Nuestra alma encapsulada
en un disfraz no escogido,
se libera desmaquillada
hacia un lugar desconocido.

Muchos lo llaman "muerte"
yo lo llamo "renacer"
y tenemos la gran suerte
de volver a amanecer.

Lo mejor aún nos espera
esto es mera transición;
lo mejor aún nos espera
al otro lado del telón.

Por fin veremos el lienzo
que actualmente no entendemos
y estaremos ante el comienzo
de todo lo que, al fin, comprenderemos.

Desde nuestro nacimiento
empezamos a morir;

 

"La Música"

La música es un sonar
que te ayuda a pensar.
La música expresa emociones,
cantada por artistas,
que no son egoístas.

Muchos creen que
está sobrevalorada,
que no sirve de nada.

Ellos encerraron su corazón con llave,
la música es arte.
Aunque tarde,
muchos han trasmitidos sus penas
a través del papel;
yo prefiero cantarlo al revés...

 

"Si nada nos salva..."

Si nada nos salva de la muerte,
al menos que el amor
nos salve de la vida.

 

"Cuando haga falta..."

Yo nunca seré de piedra.
Lloraré cuando haga falta.
Gritaré cuando haga falta.
Reiré cuando haga falta.
Cantaré cuando haga falta.

 

"NO a la discriminación"

Piel blanca o de color,
no existe tal distinción;
lo único que cuenta es tu corazón.

En un mundo perfecto,
así deberíamos vivir;
mas en este, que es el nuestro,
no aparenta ser así.

Con este poema,
yo demuestro mi desagrado.
A que por su credo, género y color
el hombre, diferente, sea tratado.

Y por este medio les pido
que de todo corazón,
digan NO a la discriminación.

 

"El Sonido Del Silencio"

Se el sonido del silencio,
señal de nuevos comienzos;
eres tú el divino lienzo
de la dulce melodía

Cierra tú la oscura puerta
del vacío impertinente,
con tu risa adolescente

El mismo cielo no podía
andas por lagos y valles,
y por rocosas montañas,
por tu vida,muy extraña,
te suplico ¡no me falles!

Cierra los ojos al tiempo,
no discutas con el viento,
que sea tu pasatiempo
jugar con las mariposas,
y no andar de boca en boca;
se el sonido del silencio.

 

"Epitafio del Enamorado" por Juan Bonilla

Si alguien quiere escribir mi biografía
no hay nada más sencillo:
dispone de dos fechas solamente.
La del día en que te conocí
y la del que te fuiste.
Entre una y otra transcurrió mi vida.
Lo que ocurriera antes lo olvidé.
Lo que suceda ya, carece de importancia.

 

"Yo no soy yo" por Juan Ramón Jimenez

Soy este
que va a mi lado sin yo verlo,
que, a veces, voy a ver,
y que, a veces, olvido.

El que calla, sereno, cuando hablo,
el que perdona, dulce, cuando odio,
el que pasea por donde no estoy,
el que quedará en pie cuando yo muera.

 

"Entre las rejas del ayer" por Vanessa Cordero

Esperanza, miedo, desaliento,
y tu ausencia, amor, en mi presencia vana,
tan lejos de mi cuerpo, de mis desvaríos,
y yo, sutilmente, huyendo de tus rincones.

Agazapada en los muros de mis recuerdos,
tejiendo sombras de caricias deshechas,
piel contra piel y mis lágrimas...y su insensatez,
un presente ardiente mordido de crueldad,
y sus ojos furiosos, sus manos vestidas por hilos de odio,
mi malograda inocencia, su huida cobarde.

Los rotos de los espirales de mis dudas,
el rencor con que despeinó mi destino,
moldean, sin quererlo, mi inestable rumbo,

 

"A tu lado siempre"

Quiero ir dónde tú vayas,
quiero estar dónde tú estés.
A tu servicio siempre
aunque a veces te enfades.

Amarte incondicionalmente es mi lema,
protegerte, mi deber.
Quiero ir dónde tú vayas,
quiero estar dónde tú estés.

Y no importa cuánto tardes,
yo siempre te esperaré;
mi lealtad es inquebrantable y
mi paciencia magna es.

Daré saltos de alegría,
besucón y mimosín seré
pues, yo te adoro profundamente
desde lo más hondo de mi canino ser.

Quiero ir dónde tú vayas,
quiero estar dónde tú estés.

Sólo te pido que no me abandones,
no me pegues, amame!